Chips ARM y Android preparan la gran revolución

Van a cuestionar el dominio del binomio Wintel (Windows más Intel) en el terreno de las computadoras más pequeñas, a base de “armar mucho ruido” en las publicaciones especializadas. Pero ¿van a tener éxito al fin?

Desde hace tiempo se viene generando mucho buzz (término anglosajón que podríamos traducir como “rumorología en Internet”) sobre la entrada de Android en el terreno de las netbooks, algo por otra parte inevitable; Google va a utilizar las computadoras ultraportátiles para un primer ataque a la plataforma Windows de Microsoft, paso previo a Intentar desembarcar en los sistemas desktop.Estoy convencido que, desde hace unos años, este es el objetivo final de la compañía del célebre buscador, hacer frente a la multinacional de Redmond en su feudo, aunque en vez de llevar a cabo un ataque frontal, va a realizar una serie de maniobras destinadas a debilitar la posición de Microsoft en diversos campos concretos. Una de las grandes ventajas que proporcionan los productos de la empresa fundada por Bill Gates es que uno puede vivir en un ecosistema completamente proporcionado por ella: nuestra computadora de escritorio puede funcionar con Windows, así como la portátil, la ultraportátil (netbbok) e incluso el teléfono móvil o PDA. La sincronización entre estos diversos dispositivos es simple para el usuario final, algo que es más costoso con GNU/Linux.

Para el sistema operativo del pingüino nos encontramos con que las distribuciones para servidores, máquinas de escritorio y dispositivos móviles difieren (especialmente en el último caso en relación a los dos primeros), dificultando la sincronización y uso conjunto de diversos formatos de hardware. Google persigue crear con Android una pila (stack) de software utilizable en cualquier tipo de dispositivo, empezando por el terreno en el que aún nada está decidido, el de los smartphones.

En este tenemos que Windows Mobile detenta una parte minoritaria de un mercado en el que Symbian OS y BlackBerry se llevan la palma junto al iPhone de Apple. Es, por lo tanto, más fácil abrirse camino en este sector aún emergente que en un campo dominado con absoluta rotundidad por la multinacional de Redmond como es el de las desktop. Google ha tenido, además, el acierto de no ligarse a un fabricante de hardware concreto, sino de ofrecer una plataforma abierta al alcance de cualquier fabricante o integrador.

El siguiente paso en esta lucha es el de acercarse al campo de las netbooks, el cual aún experimenta también un fuerte crecimiento pese a que en estas últimas navidades, los fabricantes y vendedores se hartaron de vender máquinas de este tipo. Es una táctica similar a la que emplearon los aliados para vencer en la Segunda Guerra Mundial: abrir frentes en los que el enemigo era más débil, como el norte de África o Italia, para poco a poco ir desangrándolo y ganándole terreno. El mismo objetivo se propone Google.

Su desembarco en el terreno de las netbooks viene de la mano de ARM, también deseosa de ganar una parte del pastel a base de ofrecer unas buenas prestaciones en un hardware de menor tamaño y con ventajas como una refrigeración mucho más lograda que la de los portátiles convencionales. El inconveniente va a ser el mismo que el de GNU/Linux en los netbooks existentes hasta la fecha: la respuesta de fabricantes, vendedores y compradores.

No pocos fabricantes han marginado al sistema del pingüino a las configuraciones más básicas de su línea de productos, las más económicas, con menor margen y, por lo tanto, menos atractivas para los vendedores que lo que buscan es un buen margen comercial. Un guiño a la comunidad del software libre que se queda sólo en eso, en un simple guiño con pocos efectos prácticos.

La primer netbook que posee un procesador ARM y funciona en base a Android ya se encuentra en camino, es el Alpha 680 de la compañía china Skytone, y a este le seguirán varios modelos más. El continente asiático va a ser su feudo, pero todo dependerá del éxito que tengan en Europa y Norteamérica.

¿Cuanto más puede tardar Android en dar el salto a las computadoras de escritorio? Es impredecible, pero calculo que será en un mínimo de un año y un máximo de dos, y siempre dependiendo de los resultados que dé la incursión en las netbooks. Con esta acción, el tantas veces especulado Google OS (sistema operativo propio de la compañía del buscador) se encontrará disponible para toda la gama de hardware posible, bien posicionado en el terreno de los smartphones, con una buena cuota de mercado entre las netbooks, y con una pila de software casi tan completa como la de Microsoft. Entonces, la compañía de Redmond sí va a tener un serio rival que le habrá ganado el pulso en Internet y estará atacando directamente el núcleo duro de su negocio.

Y ¿Google tiene realmente posibilidades de tumbar a Microsoft? Nada es para siempre, incluyendo el reinado de los chicos de Redmond, pero ahora mismo la partida la ganan ellos con casi el 90% de las desktop. La clave no está tanto en los usuarios finales como en las administraciones públicas, un terreno que Google se tendrá que trabajar muy a fondo. A la compañía que preside Steve Ballmer aún le queda un lustro de dominio como mínimo.

Anuncios

3 comentarios

  1. […] Original post by Antonio Trejo […]

  2. Información Bitacoras.com…

    Valora en Bitacoras.com: ARM y Android desarrollan una dura batalla en el terreno de las computadoras contra Microsoft….

  3. Oh, damn!
    —————————————
    signature: buy viagra ser9g8sergh9psej viagra cheap lzpisq

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: